UNIDAD MEDICA DE TAMPICO

Dr. Antonio Argáez Lam

argaezantonio@aol.com

Teléfono  833 214 4040

INFORMACION INDISPENSABLE PARA EL PACIENTE ASMATICO

EL CONCEPTO DE ASMA

Es una enfermedad crónica. No se cura pero se controla. Es importante que el paciente comprenda que el asma es una condición que le acompañará siempre, pero que existen los medios para tenerla controlada y llevar una vida normal.
El concepto de inflamación. Debemos esforzarnos especialmente en este punto, ya que si el paciente comprende que sus bronquios están inflamados y que por eso se estrechan, nos será más fácil conseguir que tome la medicación antiinflamatoria de forma regular y continuada.

LOS AGENTES DESENCADENANTES

Específicos (alergenos).
Inespecíficos
(irritantes). Es fundamental que nos aseguremos de que los pacientes asmáticos comprenden que sus bronquios son más sensibles que los de otras personas a irritantes como el humo del tabaco, la contaminación, los ambientes cargados o los olores fuertes, como los que desprenden los productos de limpieza.
Fármacos y alimentos. Deben evitar los medicamentos Betabloqueantes. Deben tener precaución también al tomar aspirina o derivados, aunque no debemos privar de los beneficios de estos fármacos a aquellos pacientes que nunca hayan presentado síntomas respiratorios relacionados con la toma de los mismos.
Cómo evitarlos (ver capítulo de factores desencadenantes).
La importancia de evitarlos. No debemos obsesionar al paciente o los padres de un niño asmático con las medidas de evitación de desencadenantes. Sin embargo sí que se debe procurar que comprenda que la evitación de esos desencadenantes de una forma razonable es un complemento más de su tratamiento y que el hacerlo puede ayudarle a estar mejor e incluso a reducir parte de la medicación.

EL TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

Diferencias entre medicación de rescate y de mantenimiento. El paciente debe saber diferenciar entre los medicamentos que le aliviarán rápidamente los síntomas y los fármacos que debe tomar para controlar la inflamación de sus bronquios.
Los efectos secundarios del tratamiento. Para que el paciente no reciba informaciones contradictorias sobre los efectos adversos de la medicación que está tomando, es necesario que su médico le informe sobre cuales son los posibles efectos secundarios y como evitarlos.

LA VÍA INHALADA

La importancia de la vía inhalada. El paciente debe comprender este punto para así reforzar su adherencia a los tratamientos inhalados. Además debemos señalarle que de esa forma evitamos los efectos indeseables que se producirían si tomara la medicación vía sistémica.
La importancia de hacerlo bien. El hacer mal la técnica inhalatoria es casi equivalente a no tomar la medicación.
Mostrar las distintas posibilidades de sistemas de inhalación. Si hacemos que el paciente participe en la elección del sistema de inhalación, nos aseguraremos una mayor adherencia a los tratamientos inhalados. No obstante existen una serie de recomendaciones generales a la hora de elegir un sistema u otro (Ver capítulo de sistemas de inhalación).
Adiestramiento mediante placebo del o los sistemas elegidos. Una vez que hemos llegado a un acuerdo en el sistema de inhalación debemos adiestrar al paciente en su uso lo más correctamente posible. Para ello utilizaremos placebos y además comprobaremos la técnica inhalatoria del paciente en cada visita, al menos al principio.

MONITORIZACIÓN DE SU ESTADO

Esto le ayudará a saber como se encuentra en cada momento. Esta monitorización puede realizarse mediante síntomas, uso de la medicación de rescate y/o medidas domiciliarias de flujo máximo espiratorio.
Según varios estudios la utilización de los medidores del FEM no parece ser indispensable para la monitorización de los pacientes asmáticos (9) (10) (11). Pero si disponemos de un medidor de pico de flujo no debemos desaprovechar la oportunidad que nos brinda este sencillo instrumento para obtener una medida de la función pulmonar del paciente.
La monitorización mediante registro del FEM es especialmente útil en aquellos asmáticos más severos y que tienen dificultad para reconocer sus empeoramientos. En estos pacientes debemos hacer el esfuerzo de adiestrarles en el manejo del medidor de pico de flujo (ver capítulo de diagnóstico).

RECONOCIMIENTO DE SÍNTOMAS Y SIGNOS INDICATIVOS DE EMPEORAMIENTO

Este es quizás el punto más importante dentro de la educación al paciente asmático debido a su trascendencia. Es muy importante que con cada paciente conozcamos la forma en que normalmente se presentan sus empeoramientos y la rapidez con que se instauran, para que de esta manera el propio paciente pueda tomar las medidas pertinentes (ver plan de automanejo).

ADIESTRAMIENTO PARA LAS SITUACIONES MÁS DIFÍCILES

  • Guardar la calma.
  • Usar medicación de rescate con cámara espaciadora.
  • Cómo obtener atención médica urgente (teléfono de contacto, qué servicios de urgencia son los más cercanos y cómo acceder de la forma más rápida a ellos).

ESCLARECER DUDAS, TEMORES Y MITOS SOBRE EL ASMA

El asma y el embarazo (ver capítulo de situaciones especiales).
El asma y el ejercicio. El ejercicio físico no está contraindicado en los asmáticos, sino que es especialmente importante para estos pacientes.
Dudas y temores sobre la medicación.
El asma está relacionada con problemas psicológicos.
Explicar que el asma es un enfermedad física.

El objetivo final de la educación será elaborar un plan escrito para que el paciente pueda participar en el control de su enfermedad. Este plan estará diseñado teniendo en cuenta las necesidades de cada sujeto.

EL PLAN DE AUTOMANEJO (Grado C) (3) (13)

PACIENTES QUE MÁS SE BENEFICIARÍAN DE UN PLAN DE AUTOMANEJO

  • Pacientes con asma moderada severa.
  • Pacientes con un asma muy variable.
  • Historia de visitas a urgencias o ingresos hospitalarios a causa de su asma.
  • Mala percepción de sus empeoramientos.
  • Buena cooperación.

COMPONENTES DE UN PLAN DE AUTOMANEJO

  • Situación basal:
  • Qué medicación y a qué dosis debe tomar diariamente de tratamiento preventivo.
  • Qué desencadenantes debe evitar.
  • Qué medicación usar como rescate ante síntomas ocasionales.
  • Si debe tomar medicación broncodilatadora ante actividades extraordinarias y cual.
  • Cómo monitorizar su estado basal (síntomas o mediciones de FEM).
  • Actuación ante empeoramientos:
  • Cómo reconocer un empeoramiento (síntomas o registros de FEM).
  • Establecer una serie de niveles de gravedad y establecer cómo actuar en cada uno de ellos: Sistema de zonas (figura 1).

Basándonos en este sistema de zonas podemos entregar a cada paciente una tarjeta de autocontrol con recomendaciones más concretas y específicamente adaptadas a su caso. Esta tarjeta puede basarse en síntomas y/o mediciones domiciliarias del Flujo espiratorio máximo (figura 2).

LAS FASES DEL PROCESO EDUCATIVO

La educación debe ser entendida como un proceso continuado y progresivo, y debe estar presente en cada visita del paciente a nuestra consulta.

Lo primero

  1. Aceptar que se trata de una enfermedad crónica pero que se puede controlar.
  2. El concepto de asma y de inflamación.
  3. Diferencias entre medicación de rescate y de mantenimiento.
  4. Técnica inhalatoria.
  5. Medidas generales de evitación.
  6. Reconocimiento de una crisis.

Después

  1. Ampliar la información sobre el asma y la inflamación.
  2. Reforzar la información sobre el tratamiento antiinflamatorio, como actúa y porque debe seguir tomándolo aunque no tenga síntomas.
  3. Información sobre los posibles efectos secundarios de su tratamiento.
  4. Información sobre agentes desencadenantes y cómo evitarlos.
  5. Comprobación de la técnica inhalatoria. En las primeras visitas debe traer siempre consigo la medicación y los dispositivos de inhalación que está usando.

Por último

  1. Adiestramiento en cómo monitorizar su estado y en cómo reconocer los empeoramientos, bien basándose en síntomas o en registro domiciliario de FEM.
  2. Enseñar el uso del medidor de FEM (opcional).
  3. Comenzar a hacer ensayos de automanejo introduciendo cambios en la medicación de mantenimiento en función de empeoramientos y con revisiones muy próximas.
  4. Proporcionar la medicación (corticoides orales) y las instrucciones precisas sobre dosificación para usar en las exacerbaciones importantes.

Objetivo final

El objetivo ultimo de un programa de educación para pacientes asmáticos debe ser conseguir “el automanejo guiado”, es decir que el paciente sea capaz de reaccionar ante las previsibles variaciones en su sintomatología mediante ajustes en la medicación, previamente pactados con su terapeuta, y con revisiones y consultas periódicas con este.

EL EQUIPO EDUCADOR (Grado C) (12).

El médico de atención primaria

Además de llevar a cabo una labor educativa en su propia consulta, sería deseable que en cada centro existiera un responsable de organizar la atención al paciente asmático. Entre sus responsabilidades figuraría como principal la de encargarse de la formación del personal de enfermería con el fin de implicarlos en el cuidado y educación de estos pacientes. Otras funciones serían las de control de calidad del cuidado al asmático según una tabla de indicadores o la de encargarse de la formación continuada de los profesionales en materia de asma.

La enfermera de atención primaria

La implicación de las enfermeras y enfermeros en la educación del paciente asmático es fundamental debido a la frecuente falta de tiempo de los médicos y a que en muchas ocasiones son vistos por los pacientes como más cercanos y accesibles. Sin embargo no debemos esperar que el personal de enfermería asuma tal responsabilidad sin haber recibido la formación apropiada.